Ya rueda el baln en Ucrania: mensaje patritico de Zelenski, sin pblico y con bnkers a menos de 500 metros

Han sido 255 días sin fútbol y bajo las bombas rusas. Apenas 12 horas antes de que se cumplieran los seis meses de la invasión de Ucrania ordenada por el Kremlin y mientras se celebraba el Día de la Bandera, la pelota volvió a rodar en un estadio. Shakhtar y Metalist 1925 saltaron al césped del Olímpico de Kiev para disputar el primer partido de la Premier League en unas condiciones muy lejanas a la normalidad, pero con el objetivo deportivo y gubernamental de mandar una señal al mundo de la resistencia de la nación. El presidente del país, Volodimir Zelenski, se ha dirigido a los jugadores, todos uniformados con la bandera nacional. Posteriormente se ha guardado un minuto de silencio y un soldado del ejército ha hecho el saque de honor, todo rodeado de un silencio sobrecogedor.

Con más de 5.000 muertos, millones de exiliados repartidos por Europa y ciudades destruidas, la Asociación Ucraniana de Fútbol y el Gobierno acordaron el pasado mes de julio el regreso de la competición “por el poder que tiene para ayudar a la gente a pensar en el futuro y borrar sombras de la mente”, aseguraba entonces el presidente, Andriy Pavelko, en declaraciones a Associated Press. La vuelta de un campeonato que se suspendió el pasado mes de febrero se ha producido en un momento de máxima tensión después del asesinato de la hija del ideólogo ruso Aleksander Dugin, por lo que las medidas de seguridad se extremaron.

No habrá público en las gradas y los partidos tendrán que disputarse en cuatro sedes únicas: (Kiev, Kovalivka, Lviv y Uzhhorod). La capital y las regiones del oeste, más alejadas de la frontera rusa, son las más seguras, y allí se concentrarán los equipos para evitar desplazamientos excesivos por las maltrechas infraestructuras del país. Pero las precauciones incluyen que a 500 metros de los ocho estadios elegidos tendrá que haber un búnker antiaéreo donde jugadores, árbitros, medios de comunicación y de la seguridad del Estado puedan refugiarse. La vigilancia del espacio aéreo sobre el estadio será constante. Si se produce un ataque aéreo, un speaker alertará por megafonía y el árbitro suspenderá inmediatamente el choque.

DOS EQUIPOS NO PUEDEN PARTICIPAR

Nadie se planteó la posibilidad de reanudar una competición que se disputó por última vez el 12 de diciembre en Canadá o en Italia, dos países que se ofrecieron a acoger a los clubes ucranianos, de los cuales dos no pueden participar. Entre los 16 que han arrancado el campeonato no están ni el Mariupol ni el Desna de Chernógov, ubicados ambos en zonas de dominio ruso y con las instalaciones totalmente destruidas. Su lugar será ocupado por el Metalist Kharkiv y el Kryvbas, el equipo en el que fue director deportivo el español Jorge López hasta el estallido de la guerra.

El otro gran cambio es la escasa presencia de futbolistas extranjeros. La UEFA permitió que salieran del país y pudieran firmar con otros equipos. Pocos se resistieron. En la reanudación aparecen tres argentinos. En el Dnipro lo harán Domingo Blanco y Emiliano Purita y en el Rukh Lviv, Fabricio Alvarenga, que no salió del país con la guerra. Los croatas Neven Durasek e Igor Jovicevic y el burkinés Lassina Traoré son las caras foráneas del Shakhtar, que ha perdido a su clan brasileño. Donestk, en la región del Dombás, ha sido una de las ciudades más afectadas. “Seremos un equipo con jugadores ucranianos hambrientos. Es hora de sobrevivir, ser una familia y hacer algo bonito por nuestra gente”, aseguraba su secretario técnico, el croata Dario Srna.

Con el calendario definido, el duelo de máxima rivalidad entre Dinamo de Kiev y Shakhtar se disputará en la séptima jornada y, como todo el campeonato, podrá verse en el canal online irlandés Setanta Sports, que ha comprado los derechos de retransmisión de este fútbol que quiere ser terapia contra las bombas. Eso sí, ni siquiera se saben los horarios y las sedes de los partidos de las siguiente jornadas debido a cuestiones relacionadas con la seguridad.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

  • fútbol
  • Ucrania
  • Guerra Ucrania Rusia
  • Volodímir Zelenski

InternacionalEl núcleo duro de Zelenski cinco meses después del inicio de la guerra en Ucrania

Guerra en UcraniaPara Zelenski, un alto el fuego jugaría en favor de Rusia porque podrían consolidar los territorios invadidos

EconomíaEl embargo de la UE al carbón de Rusia entra en vigor entre tensiones energéticas

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *