Susto En El Cdiz – Bara: El Partido Se Detuvo Por Una Emergencia Mdica En La Grada

  • Directo Así lo vivimos

El resultado y los goles acabaron por convertirse en lo de menos en el Nuevo Mirandilla. Atender a un aficionado que, de repente, se desplomó en la grada, aparentemente víctima de un infarto, acaparó sin duda toda la atención. Del Cerro Grande, el árbitro del partido, lo paró todo para que pudiera ser atendido. La gravedad del asunto incluso provocó que durante casi 30 minutos todo sucediera en la propia grada del estadio. El silencio tenso, respetuoso, se rompió de repente para convertirse en un espontáneo aplauso para que llegara una camilla hasta el lugar del gol en el que estaban atendiendo al seguidor del Cádiz, de avanzada edad. José Mari e Iza colaboraron para llevarla hacia allí a la carrera.

La urgencia con la que la pedían los sanitarios invitó a pensar que, tal vez, lo peor podía haber pasado. Y, que, por lo menos, se le iba a poder seguir atendiendo en un centro sanitario. El traslado fue tremendamente laborioso. Para atenderlo, se utilizó una gran cantidad de maquinaria. Cuando por fin pudo llevarse a cabo el traslado, volvió el aplauso, saltaron las alarmas en otra zona del estadio. Un operador de cámara también tuvo que ser atendido. En su caso, por fortuna, aparentemente por una bajada de tensión de la que pudo recuperarse con cierta rapidez.

Ledesma, a la carrera

Todo empezó cuando faltaban poco menos de nueve minutos para el final del tiempo reglamentario, fue el propio árbitro el que decidió parar el partido. Los gestos que le hacían desde la portería en la que se encontraba Ledesma lograron su objetivo: un aficionado se había desplomado y precisaba de atención médica urgente. Todo quedó suspendido en el tiempo. Los futbolistas apenas podían apartar la mirada del lugar en el que estaba sucediendo todo, mientras llegaban a la zona tanto sanitarios como diferentes elementos de uso médico para atender al espectador. El portero del conjunto gaditano, de hecho, incluso se marchó a la banda en busca de un desfibrilador y lo llevó a la carrera al espacio que tenía a todo el estadio en vilo.

El silencio que tomó un estadio habitualmente tan bullicioso y alegre como el del Cádiz, incluso en los momentos deportivamente más complicados, evidenciaba la tensión del momento. El único futbolista que permaneció más cerca del lugar donde se trabajaba para atender al aficionado afectado era el portero argentino. El resto, mantenía las distancias. Unos, de pie. Otros, con el paso de los minutos, sentados en el césped. Todos, inmóviles, casi sin atreverse a apartar la mirada del lugar que tenía a todos los presentes en vilo. Varios de los espectadores presentes no dudaron a la hora de acercarse para tratar de colaborar en la atención del espectador desplomado, que incluso llegó a recibir una transfusión sanguínea en la misma grada.

Cuando se cumplían ya prácticamente 20 minutos del inicio del percance, el árbitro del encuentro, Del Cerro Grande, decidió enviar a los dos equipos a los vestuarios, mientras los trabajos para atender al seguidor desvanecido no cejaban. Poco a poco, la grada empezó a vaciarse.

“La vida está por encima de todo”

Después de que la megafonía señalara que el partido estaba pausado, no suspendido, la salida de los seguidores pareció incluso acelerarse. Sobre todo, en la grada en la que se trabajaba para atender al aficionado afectado. Cuando por fin parecía que se procedía a su traslado a un centro hospitalario, volvieron las carreras: otro aficionado tenía problemas. En este caso, según informaron las radios, a causa de una aparente bajada de tensión. En cuanto se recuperó, también recibió un cálido aplauso por parte de los espectadores que seguían en el estadio. El percance, no obstante, provocó que aún se tardara un poco más para reemprender un juego que, de hecho, ninguno de los futbolistas parecía estar en las mejores condiciones anímicas para disputarlo.

“Si hubiera pasado una desgracia, habríamos suspendido el partido, está claro. Hablamos de una vida humana y eso está por encima de fútbol“, aseguro Xavi. “Hubo un momento en el que nos decían que no había nada que hacer. Estábamos pendientes todos de que se pudiera reanimar. Va más allá del fútbol, es una vida humana. Al final, no ha pasado ninguna desgracia y eso es lo más importante. La vida humana está por encima de todo”, recalcó el entrenador.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

  • Cádiz CF
  • FC Barcelona

Champions LeagueAsí quedan los bombos para el sorteo de la Champions League

FútbolGuardiola busca alejarse de la frustración contra la dinastía del Real Madrid

Champions LeagueEl Barça, con Inter y Bayern en el grupo de la muerte; Leipzig, Shakhtar y Celtic, rivales del Madrid

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.