Los Tres Meses Del "loco" Rdiger En Madrid: De Aquella Comida Sorpresa Con Ancelotti A Los 20 thumbnail

Los Tres Meses Del “loco” Rdiger En Madrid: De Aquella Comida Sorpresa Con Ancelotti A Los 20

  • Crónica Rüdiger se juega la cabeza para meter al Real Madrid en octavos
  • Champions Clasificaciones

“Mis compañeros del Real Madrid ya saben que estoy absolutamente loco“. Rüdiger es “Antonio” para el cuerpo técnico de Carlo Ancelotti, nombre serio y profesional para poder darle órdenes. Y Rüdiger es “Rudi” para el vestuario, apodo cariñoso para un jugador que mete miedo a los rivales y que se ha ganado a la plantilla del actual campeón de Europa a base de risas, silencios y valentía. Porque Antonio, o Rudi, es por encima de todo un hombre de equipo, como demostró en el Estadio del Ejército Polaco de Varsovia.

Otro Antonio, Kroos, desesperado por la ventaja del Shakhtar en el marcador y la poca movilidad del ataque del Madrid, ordenó a Rüdiger que dejara el puesto de central y se sumara al ataque. Y allá fue ‘Rudi’, consciente de la cadena de mano del vestuario madridista. Kroos cumplió y también lo hizo Rudi. El centrocampista envió un balón al corazón del área y el central, en el último suspiro del duelo, se jugó la cabeza ante la salida de puños de Anatoli Trubin. Gol, puñetazo en la frente y 20 puntos de sutura.

Rüdiger cayó al suelo a plomo pero se levantó al instante al ver que el balón había entrado. Su cabeza, sin embargo, pedía pausa. Levantó las manos y comenzó a tambalearse hasta que puso la espalda de nuevo en el suelo y la sangre salió de su frente. “Había mucha, mucha sangre“, admitía después Kroos.

Pasados unos instantes, Rüdiger recuperó el equilibrio ayudado por los servicios médicos del Madrid y sobre la camiseta blanca se apreciaron multitud de círculos de sangre, uno de ellos al lado del escudo y con forma de corazón. Símbolo perfecto para definir la situación.

Estoy bien, bien, bien, bien“, confesaba más tarde el alemán a este periódico, mientras caminaba hacia el autobús limpiándose la sangre que todavía tenía sobre la cara. “Lo que no te mata, te hace más fuerte”, añadió más tarde en sus redes sociales. Le pusieron 20 puntos de sutura, una gasa en el ojo izquierdo, una venda rodeando la cabeza listo, hacia Madrid. “Mañana (por el miércoles) pasará pruebas“, anunció Ancelotti.

Su amistad con Kroos y la sorpresa de Ancelotti

Curiosamente, en Varsovia fueron protagonistas las dos personas del Madrid más importantes para Rüdiger desde que es jugador del conjunto blanco: Kroos y Ancelotti. Su compatriota, con el que había coincidido durante años en la selección pero al que no le unía una relación demasiado especial, ha sido su gran amigo en estos tres meses. Según ha podido saber este periódico, le está ayudando con el idioma, con el día a día de su familia y con la integración al club. “Aquí he conocido a otro Toni Kroos“, ha confesado Rüdiger durante estos meses.

En el caso de Ancelotti, “Don Carlo” para Rüdiger, su buena relación se consolidó unas horas después de la llegada del alemán a la capital española, en julio del pasado verano. El defensa estaba a punto de comer con su familia en su casa cuando llamaron al timbre y apareció Carletto pidiendo paso en la mesa. El entrenador del Madrid compartió varias horas con la familia de Rüdiger y sorprendió al central, que desde entonces ha guardado silencio sobre sus minutos y oportunidades. Sabe que es el tercer central por detrás de Militao y Alaba, pero poco a poco va acumulando más tiempo de juego. “Nunca había experimentado algo así, ningún entrenador había hecho algo así por mí. Don Carlo es una leyenda desde que yo era un niño”, aseguró en el pasado parón de selecciones.

Su amistad con Kroos y el respeto que tiene por Ancelotti han hecho mucho más fácil su adaptación a Valdebebas. En el vestuario madridista ya se reenviaban algunos de los vídeos de sus locuras en el Chelsea: bailando en el vestuario, corriendo de una forma extraña sobre el campo, retándose con Hermoso y Suárez en partidos contra el Atlético… Antes de fichar, ya era uno de ellos.

Rüdiger ha marcado ya dos goles (el primero lo anotó contra el Mallorca), ha sido titular en 7 de los 13 encuentros del Madrid esta temporada y acumula 716 minutos sobre el césped, siendo el cuarto defensa más utilizado por delante de Militao, Nacho y Lucas.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

  • Toni Kroos
  • Real Madrid
  • Artículos Abraham Romero

ChampionsRüdiger se juega la cabeza para meter al Real Madrid en octavos

FútbolSergio Arribas, una estrella forjada a fuego lento por Raúl: “Cree ciegamente en él”

Champions League“Tengo que cambiar”: cuando Fede Valverde hizo “clic” para pasar de ‘Pajarito’ a ‘Halcón’

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *