La Explosin De Ferran Jutgl, Amenaza Del Atltico: "Se Hunda Emocionalmente Con Facilidad" thumbnail

La Explosin De Ferran Jutgl, Amenaza Del Atltico: “Se Hunda Emocionalmente Con Facilidad”

La vida de Ferran Jutglà aceleró inesperadamente no hace ni 10 meses. Entonces, aquel delantero desconocido que no había encontrado acomodo en la cantera del Espanyol, se vio titular un sábado de diciembre en el Camp Nou. Marcó en el triunfo de un Barça adolescente que el recién llegado Xavi intentaba reflotar. Y ya no iba a dejar de hacerlo en toda la temporada, 21 tantos, 19 (máximo goleador de la Primera RFEF) con el filial azulgrana al que había llegado libre en verano. Ahora, en Brujas, sigue desatado: hoy (21.00 h.) amenaza al Atlético de Madrid después de haber anotado siete goles (y cuatro asistencias) en 12 partidos.

“En su caso, todo es cuestión de actitud”, desvela José Aurelio Gay, uno de los técnicos que mejor le conocen, a sus órdenes dos temporadas completas en el Espanyol B. Pero, ¿cómo es posible que ahora ronde en la cabeza de Luis Enrique para el Mundial un tipo al que el club perico nunca hizo debutar? ¿Por qué el MVP del mes en la liga belga se marchó libre y sin mayor interés de un equipo que estaba en Segunda? El fútbol nunca deja de abrir puertas a gente a la que se empeñaron en cerrárselas en las narices.

La llegada de Jutglá a la elite tiene más que ver con una carrera de obstáculos que con un cuento de hadas. Sus primeras vivencias fueron más bien traumáticas. Le costó desperezarse desde su entorno rural en Sant Julià de Vilatorta y, tras una mala experiencia en el filial del Valencia, se encontró jugando en Tercera, en el Sant Andreu, con el que llegó a enfrentarse al Atlético en Copa. “Estábamos en el fútbol amateur, ves lejos la élite y cuando juegas contra ellos dices ‘hostia’, es la élite esto, jugar un partido de Copa del Rey contra jugadores del máximo nivel”, rememoraba ayer el catalán. “No le fue bien fuera de casa, volvió decepcionado. Me lo dejaron a prueba en la pretemporada y decidí apostar por él”, recuerda Gay de aquel verano de 2019. Y destaca los aspectos deportivos y personales que le hicieron decantarse por un delantero que tenía mucho que mejorar.

BRUNO FAHYAFP

“Lo primero es la actitud, las ganas enormes de aprender. Teníamos un programa de entrenamientos específicos extra y él fue de largo el que más los pidió. Quería mejorar la recepción de espaldas, los dribbling en carrera…”, desvela el ex jugador del Zaragoza, que usaba a Jutglà tanto en las bandas como en punta. Acabó como titular indiscutible, pero al siguiente año el club decidió apostar por un filial de todavía más juventud y a Ferran, que ya había cumplido los 20 y era el capitán, no le empezaron a ver con tan buenos ojos.

“Me insinuaban que tenían que jugar otros. Nunca le valoraron lo suficiente, ni siquiera entrenó con el primer equipo. Pero me empeñé en él. Les demostré con vídeos y estadísticas que era quien más impacto tenía en el juego, con robos, desbordes, pases y goles”, reivindica Gay a un jugador por el que, sin embargo, nunca hubiera apostado por estas cumbres en tan poco tiempo. Porque a Jutglà le costaba asimilar las partes negativas de su profesión, el “aspecto emocional” era su punto débil. “Había que conocerle bien. Yo me di cuenta de que no reaccionaba bien cuando le echabas una bronca. Se hundía con facilidad, se frustraba. Se enfadaba y se apagaba. Entendía que había que hablarle en positivo. Ha trabajado psicológicamente, lo ha mejorado”, cuenta el entrenador, que mantiene aún relación desde la distancia con el delantero que, giros del destino, hace poco más de un año acudió libre a otro filial, el del Barça.

“Respondí”

Entonces se cruzó Xavi Hernández y todo cambió. Con sus presencias en el primer equipo (dos goles) y su explosión en el filial con Sergi Barjuan. “Cuando me tocó entrar en Barcelona era un momento en que había muchas urgencias en el equipo en todo y la verdad es que la gente no esperaba nada de los que venían de abajo. Me dieron confianza y yo respondí”, dice. En el frenesí veraniego de fichajes del Barça y sus palancas, Jutglà entendió que hacer las maletas era la mejor opción. “Tenía la opción de seguir una temporada más y también la de poder unirme a otro proyecto (…). Dejo la puerta abierta a volver en un futuro, en dos o tres temporadas”, escribía como despedida en sus redes sociales, dejando en la caja culé cinco millones de euros y un 10% de una futura venta.

Jutglà prefirió el escaparate del Brujas antes que alguna propuesta de la Premier. Y, ahora, camino de los 24 años, ha encontrado la vía libre hacia el éxito que tanto se le resistió. “Todo me lo han puesto muy fácil y cuando te lo ponen así de fácil pues… yo he dado lo mejor de mí y, de momento, está saliendo todo muy bien”, admitía ayer en la previa. En el Brujas que lidera el grupo B, que goleó en Do Dragao al Oporto (0-4), y manda en la Jupiler League, ha anotado sus siete goles, todos en la primera parte. “Antes de venir aquí estudié inglés, porque era fundamental. Me preparé también lo físico, para estar mentalizado de que iba a estar aquí solo, fuera de casa, que era otra metodología porque aquí en Bélgica es distinta”, detalló. Cuestión de confianza. Y de actitud.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

  • Barcelona
  • Xavi Hernández
  • Bélgica
  • Luis Enrique
  • Atlético de Madrid

EuroBasketEl Plan B hace reaccionar a España, que ya está en octavos

EuroBasketEl Eurobasket de los líos: Turquía amenaza con abandonar tras una agresión a Korkmaz en el túnel de vestuarios

EuroBasketEspaña, un “bofetón”, ¿a tiempo?

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *