Joseph Aidoo, 'La Roca' del Celta: “Me llaman 'King Boobo',

Aparece al otro lado de la videollamada con una sonrisa de oreja a oreja, el resumen perfecto de su forma de ser. Porque a pesar de tener un cuerpo que asusta, Joseph Aidoo (Tema, Ghana, 1995) es todo ternura y felicidad. Chapurrea alguna palabra en español a carcajadas, tímido, antes de contestar en inglés a una de las poquísimas entrevistas que ha concedido en las cuatro temporadas que lleva en Vigo. Convertido en La Roca de la defensa del Celta, recibe a Benzema y al Madrid.

Es su cuarto año en Vigo, ¿qué es lo que más le gusta?
Todo, aunque a veces el tiempo no es del todo bueno. Pero venía de dos países donde hacía mucho frío, así que bien. Y la comida es increíble, me encanta el pulpo, es mi comida española favorita.
En el vestuario le llaman Jose. ¿Hay algún apodo más?
Sí… (se ríe). En Ghana mis amigos me llaman King Boobo, y algunos de la plantilla se han enterado y también me llaman así. Es para referirse a una persona valiente y fuerte como un león.
¿Cómo de difícil es llegar a Europa para un futbolista africano?
Mucho. Hay muchos talentos en África y conseguir una pequeña oportunidad es complicado. La mía llegó cuando estaba en la selección sub’20 de Ghana, que jugamos la Copa Africana y un equipo de Suecia se interesó por mi. Es un paso difícil también por el tema cultural.
¿Ha sufrido racismo alguna vez? ¿Qué le diría a la gente?
Personalmente nunca me ha pasado. Es algo horrible. Los seres humanos necesitamos tener libertad y sobre todo felicidad, que para mí es como una medicina. Cuando sonríes a alguien estás haciendo el bien.
¿Qué es lo mejor y lo peor de ser futbolista profesional?
Lo mejor es cuando todo está bien y la gente te trata bien. Y lo peor pues cuando ya no puedes caminar con cierta libertad. A mí me pasa especialmente cuando vuelvo a Ghana, en mi comunidad, que me conoce más gente y es difícil. Me gustaría que todo fuera más normal, como siempre.
¿Qué hobbies tiene?
Me gustan los bolos y creo que soy realmente bueno al ping-pong, aunque en el club no tenemos una mesa… Petición al presidente (risas). Y luego me encanta cualquier música que me permita bailar.
Muchos se sorprenden con su cuerpo. ¿Cuántos kilos es capaz de levantar?
(Risas) ¡No levanto! No hago eso porque levanto poco. La gente siempre me pregunta, pero es una fuerza natural, no es trabajo. De verdad.
¿Qué tal va su español?
Mejor que antes. Veo series y películas en español. Ahora estoy viendo La reina del sur (risas). En el vestuario solo se hablaba español y me costaba un poco, porque solo lo escucho aquí ya que en casa hablo en inglés. En mis primeros años en Vigo fue difícil. Tuve una profesora que era muy dura, yo no entendía nada, no hablaba absolutamente nada de español, le intentaba explicar la situación y ella insistía en que se lo dijera en español. ¡Pero si no lo hablo! (Risas).
¿Cómo fue su infancia?
De mucho cariño. En la comunidad en la que vivía éramos muchos niños. Solíamos ir a casa de un amigo a cocinar y era muy divertido. Soy bueno cocinando, eh, soy capaz de cocinar cualquier cosa de la cocina ghanesa, fufu, waakye, arroz jollof… Cocino mucho para la familia.
¿Cómo era la economía de su familia?
No teníamos, pero nunca necesité nada. Si alguna vez pedía algo, mi padre, que ya no está con nosotros, me lo conseguía. Era una gran persona y realmente me ayudó mucho. Jugar ahora con mis hijos me trae muchos recuerdos.
¿Qué objetivo tiene en su carrera deportiva?
Convertirme en uno de los mejores centrales del mundo.
¿Era su sueño de niño?
Sí, aunque era muy deportista y también jugaba al béisbol. Creo que era bueno a los dos deportes y soñaba con jugar a ambos como profesional, pero a los 12 años elegí el fútbol al 100%.
¿Quién era su ídolo?
Samuel Kuffour. Soy fan del Bayern por él y uno de mis sueños es jugar allí. Pero estoy concentrado en el Celta. Me gustaba la pasión con la que jugaba, siempre intentaba ver sus vídeos en internet. Yo me considero muy pasional, así consigues mucho más. Y ahora mi ídolo es mi madre, que está en Ghana. Siempre que la llamo se pone a cantar, como cuando era niño (risas).
Y ahora, Benzema y el Madrid.
Los campeones, un gran equipo, pero necesitamos los puntos. ¿Benzema? No jugaré de una manera especial, sino como siempre. Eso será lo mejor.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

  • Real Madrid
  • RC Celta de Vigo

FútbolCasemiro, el Manchester United y la tentación: el ejemplo de Modric… o el de Varane

Supercopa de EuropaLa descompresión de Courtois tras la temporada de su vida (con nueve paradas en la final de París)

LaLigaCasemiro, 70 millones de leyenda: así es el acuerdo oficial entre el Real Madrid y el Manchester United

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *