El Curioso Caso Red Bull: Cuando Comprando Equipos De Ftbol Vendes 7.500 Millones De Latas

En 1982, el empresario austriaco Dietrich Mateschitz se enamoró de una bebida energética tailandesa. Krating Daeng, se llamaba. Una solución ante el jet lag que sufrían los habitantes de Bangkok. Tanto le gustó aquel sabor que buscó al propietario de la receta original, Chaleo Yoovidhya, y le propuso una asociación con un único objetivo: hacer crecer aquel producto en Europa.

Mateschitz no había inventado ningún sabor ni tampoco buscó una fábrica para coordinar el proceso de producción. Subcontrató todo y se centró única y exclusivamente en una cosa: el marketing. Encontró un nombre, Red Bull, unos colores y una narrativa, y cuarenta años después posee el 49% de la marca de bebida energética más importante del mundo, vende más de 7.500 millones de latas al año y se ha comprado una isla en Fiyi.

¿Todo por el marketing? Casi todo, sí, pero por un marketing único y curioso que ha roto por completo el mercado mundial. Seguramente hayan visto cientos de anuncios de televisión de marcas de bebida, de perfumes, de coches, de relojes… Incluso habrán visto cómo algunas de ellas han patrocinado eventos deportivos a lo largo del siglo XX. Pero Red Bull ha llevado todo eso al siguiente nivel. No patrocina: compra.

Salzburg, el inicio

¿Recuerdan lo de Mateschitz asociándose con Yoovidhya para hacer crecer el producto, usando otro nombre, en Europa? El empresario ha repetido la fórmula de la bebida energética en la Fórmula 1 y en el fútbol e incluso planea su sombra sobre los rallies, las motos, el hockey, la vela, el skate o el surf. Posee la escudería de F1 y en 2005 inició su camino en el fútbol comprando el SV Austria Salzburg, desde entonces RB Salzburg, de cuyo vestuario ha salido, entre otros, Erling Haaland.

«Pensábamos que sólo sería un sponsor para la camiseta. Pero luego cambiaron los colores, el nombre… Todo», explicó hace unos años David Rettenbacher, cofundador del antiguo Salzburg. Al año siguiente, Red Bull compró el New York Metrostars y lo convirtió en el New York Red Bull. Y en 2009 hizo lo mismo con el SSV Markranstadt, de la quinta división alemana. Modificó la camiseta, los colores, el escudo y el nombre y lo denominó Red Bull Leipzig, a pesar de las protestas de la afición. Trece años después, ese equipo visitará el Bernabéu en la Champions League.

«No hay límites», dijo hace una década Markus Egger, director de fútbol de Red Bull hasta hace un par de años. Ahora el puesto es de Oliver Mintzlaff, que trabaja para repetir el éxito de la temporada 19-20, cuando llegaron a las semifinales de la Copa de Europa.

Equipos buenos… En mercados gigantes

Terminar ganando la Champions a corto o medio plazo o ‘robarle’ la Bundesliga al Bayern son algunos de los deseos deportivos más evidentes, pero sobre la mesa está el objetivo primordial de Red Bull: que la marca siga creciendo. Por eso en 2019 compró el Clube Atlético Bragantino del Brasileirao (ahora Red Bull Bragantino) y por eso lleva años insistiendo para conseguir entrar en la propiedad de algún club de la Premier League o de la Liga. Porque esto, más que de fútbol, va de mercados: Estados Unidos, Alemania y Brasil han sido sus tres primeros destinos tras Austria (país de nacimiento de su fundador), y la lógica empresarial lleva a pensar en Inglaterra y España.

La idea le funciona, desde luego. Red Bull empezó con el marketing deportivo en 1990 centrándose en deportes extremos y ha sido con los más seguidos con los que ha logrado maximizar beneficios. Tanto lo hace, de hecho, que la empresa no necesita hablar de sí misma. No hace ruedas de prensa y ante la llamada de este periódico, por ejemplo, ha preferido no poner a ningún portavoz. El éxito de sus equipos habla por sí sólo. Los ingresos anuales de la marca ascendieron a 6.370 millones de dólares en 2020 y, aunque los datos no son públicos, se estima que gasta el 30% de ellos en marketing, unos 1.910 millones.

De ellos, muchos (tampoco son públicos) van para a un Leipzig que se ha dejado 440 millones en fichajes en las últimas cinco temporadas y que ahora quiere ganar, y reforzar la imagen triunfadora de Red Bull, en Chamartín.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

  • Erling Haaland

Premier LeagueGoleada histórica del Liverpool; remontada del City con ‘hat-trick’ de Haaland

Champions LeagueEl Barcelona no escapa de su pasado en Múnich

Champions LeagueLos consejos de Ancelotti a Vinicius y a Asensio: “Lo importante es que Vini esté centrado y nada más”

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.