Ancelotti impone la calma ante el desafo de ganar los seis ttulos en juego: “Es muy complicado”

El camino que lleva de la Estación Central de Helsinki hasta el Estadio Olímpico obliga a un paseo bucólico entre niñas y niños que juegan en campos y parques que no tienen fin, cafeterías donde los habitantes aprovechan los más de 20 grados de temperatura para apostarse en las terrazas, y los patos caminando alegremente por la calzada tras su chapuzón en el lago Toloviken. La vida parece pasar a cámara lenta desde lo alto de la torre de 72 metros y 71 centímetros que vigila el histórico recinto deportivo, construida en homenaje a la distancia que recorrió la jabalina de Matti Järvinen en los Juegos de Los Ángeles de 1932 para proclamarse campeón olímpico.

Que la UEFA haya llevado por primera vez una final europea masculina a Helsinki se percibe en los detalles. Todo parece natural, incluso inocente. Tanto que desde la misma sala de trabajo de los periodistas uno podía contemplar el paso de los futbolistas por el pasillo, aparentemente relajados, y sin que nadie se inquietara.

Carlo Ancelotti, Karim Benzema y Luka Modric comparecieron en el estómago del Estadio Olímpico con ganas de sonreír y de disfrutar del momento. Apenas se habló en la comparecencia de prensa de su rival de este miércoles, un Eintracht aturdido ante la imposibilidad de contar con Filip Kostic, futbolista que desde el carril zurdo condiciona el espinazo de juego y que firmará por la Juventus. La trinidad blanca trató otro tipo de debates, como ese reto que desde los púlpitos mediáticos se ha impuesto al Real Madrid, el de conquistar por primera vez los seis títulos en juego de la temporada.

“Lucharemos por todas las competiciones, no tengo ninguna duda de eso. Pero ganar las seis es algo mucho más complicado”, asumió Ancelotti sin reparos, para advertir después, eso sí, que su plantilla, con las incorporaciones de Rüdiger y Tchouameni, “es mejor que la de la temporada pasada”.

Y el técnico blanco, pese al chasco de la renovación de Mbappé con el PSG, trató de argumentar la idea: “Hemos fichado a jugadores que han mejorado la capacidad física y técnica del equipo. Además, llevamos ya un año trabajando juntos y podemos mejorar aún más la química entre veteranos y jóvenes que ya fue muy buena la campaña pasada. Nos conocemos todos mejor y estamos más acostumbrados a jugar juntos”.

Entonces, a Ancelotti le preguntaron si le inquietaba que Benzema no tuviera un relevo claro en el equipo. El delantero francés escurrió el bulto. No así el técnico italiano: “Tenemos muchos delanteros. Una buena lista con Karim, Mariano, Hazard, Rodrygo, Vinicius, Asensio… ¿He olvidado a alguno? Es evidente que cuando falte el mejor delantero del mundo eso afectará al equipo. Pero tenemos soluciones alternativas. Sustituir a Benzema es imposible. Nadie en el mundo puede hacerlo. Y si algún día se constipa, nos adaptaremos”.

Benzema, que con 22 títulos está solo a tres de Marcelo (de quien hereda esta temporada la primera capitanía), tampoco quiso incidir en su favoritismo ante la entrega del próximo Balón de Oro. “No estoy aquí para decir si soy o no el mejor”. Pero sí admitió su progresión tras la marcha de Cristiano Ronaldo en el verano de 2018: “Para mí fue diferente después de la salida de Cristiano. Es cierto que he marcado muchos más goles, pero cuando estaba él yo hacía otro tipo de juego. Era más asistente y otras muchas cosas. Él me ayudó tanto fuera como dentro del campo. Pero yo sabía que podía hacer más. Cuando él se fue tuve que cambiar mi juego, mi ambición, y de momento lo he hecho bien”.

A su vera, se apuntó a las carantoñas Modric: “Me quedaría con todo de él. Es un talento impresionante y me alegro de que ahora todo el mundo reconozca lo que yo sabía desde hace mucho tiempo”.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *